Publicado por mi costado optimista

Cuentito para antes de dormir…

No había una vez una doncella en un castillo prisionera. Había un príncipe, sí, que corría raudo y enamorado hacia el rescate de Ella.

Había Ella sentádose en el capullo de una roja rosa, que estábase clavada en la cola del dragón Dormido.

Ni Dormido, el dragón, ni la doncella Ella, diéronse cuenta de lo que sucedióse, hasta que el valiente príncipe con la espada hiciera una tremenda carnicería y truncara toda posibilidad de conocerse.

Al cuento lo prohibieron antes de que se pudiera escribir la historia y nadie más supo de él, ella, ellos y vosotros... Una porquería.

Yo lo sé.

©Todos los derechos son míos y los izquierdos también
El dibujo no, el dibujo es de ©Xavier Salomó

0 comentarios:

Publicar un comentario

:a   :b   :c   :d   :e   :f   :g   :h   :i   :j   :k   :l   :m   :n   :o   :p   :q   :r   :s   :t

... .....Me construiré una balsa y me iré a naufragaaaaaaaaaaaar



Ir Arriba